EDITORIAL

Hoy, la industria del entretenimiento, llámese como se llame, cine, música, tv, teatro etc, está pasando por una transformación, o deterioro monumental en la que no se sabe mucho  de nada y en la que todos los días se desarrolla una absurda sobre oferta contra la realidad, aunque parezca otra cosa, poca demanda de contenidos.

Con las nuevas tecnologías y posibilidades de exposición, nacen todos los días productores, directores, escritores, actores, cantantes, “influencers” y  cientos de nuevos autolanzamientos que en su enorme necesidad de reconocimiento y fama, producen “contenidos” desechables y de nulo valor que siempre, o por lo menos la gran mayoría de las veces, dejan mucho que desear y que no hacen otra cosa mas que saturar los canales de comunicación con una enorme cantidad de basura que bloquea las posibilidades reales del publico de llegar a los contenidos creados con talento, respeto y profesionalismo.

Hoy en México y probablemente en todo el mundo, el talento, la creatividad y el respeto por la producción de historias, espectáculos y música de valor está tan terriblemente transitado y devaluado, que ya cualquier persona solo por divertirse un rato cree que puede autobautizarse creador, productor, artista, “influencer”(porque ser influencer ya es una profesión que cualquier niño sin ganas de estudiar puede adoptar) y de un día para otro conseguir un dinerito, hacer una película presumiéndose director de cine y sacarla en el cinemex, grabar un disco y ser cantante solo porque es entonadito y subirlo a youtube y a spotify, o encerrarse en su cuarto y grabar videitos diciendo estupideces o dando mensajes terribles a la juventud solo para tener famita y “followers”. La realidad es que la industria ha decaído en creadores y en contenidos de una forma en la que, guardando las dimensiones reales de las cosas, es preocupante y creo que es necesario reagruparse, reagendar y reanudar un camino hacia contenidos, Y GENTE de valor dentro del ecosistema del entretenimiento que construyan un mundo mejor en lugar de seguirlo haciendo pedazos.

Showbusiness Elite es una puerta a esta posibilidad, una ventana para conocer a personas de enorme valor dentro de la industria, y personas que todos los días trabajan creando contenidos y posibilidades que promuevan calidad, creatividad real y valor.  JOSE GERARDO-DIRECTOR EDITORIAL